Portada » Modalidad 10 vs. 40 del IMSS: ¿Cuáles son las diferencias y beneficios para pensionarse?
Economía

Modalidad 10 vs. 40 del IMSS: ¿Cuáles son las diferencias y beneficios para pensionarse?

Si estás a un paso de retirarte, te aconsejamos revisar si te conviene más pensionarte con la modalidad 10 o 40 del IMSS; aquí te decimos cuál es la diferencia entre cada una y sus beneficios.

Antes de que llegue el momento de tu retiro, es importante que analices las opciones que ofrece el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) para acceder a una pensión, como es la modalidad 40 y 10. Si no conoces sus diferencias y beneficios, aquí te explicamos.

Primero debes saber que los requisitos para jubilarte en el IMSS dependen del régimen al que perteneces, es decir, si te inscribiste antes del 1 de julio de 1997 eres parte de la Ley 73, pero si lo hiciste después de esa fecha perteneces a la Ley 97.

Esto es importante aclararlo porque los trabajadores que forman parte de la Ley 73 tienen la opción de acceder a la modalidad 40 al momento de empezar el trámite de su pensión.

¿Qué es la modalidad 40 del IMSS y cuáles son sus beneficios?

Como ya te habíamos comentado, esta modalidad fue creada para los trabajadores que comenzaron a cotizar al IMSS antes del 1 de julio de 1997 con el objetivo de mejorar en:

  • Subir el promedio salarial de los últimos 5 años cotizados
  • Sumar más semanas cotizadas ante el IMSS

Esto significa que gracias a la modalidad 40 del IMSS, los beneficiarios pueden ampliar el monto de su pensión debido a las aportaciones voluntarias. Entre otras ventajas de esta modalidad se encuentran las siguientes:

  • El trabajador tiene protección bajo riesgos como invalidez o incluso la muerte.
  • Esta pensión puede heredarse a los hijos.

Modalidad 40 IMSS: ¿Cuáles son los requisitos?

Entre los requisitos básicos para solicitar esta modalidad de pensión en el IMSS encontrarás:

  • No estar vigente dentro del régimen obligatorio
  • No haber pasado más de cinco años desde la última relación laboral
  • Haber cotizado por lo menos 52 semanas dentro de los últimos cinco años en régimen obligatorio.

Si el trabajador tiene más de cinco años sin cotizar al Seguro Social, pero desea inscribirse a la Modalidad 40 del IMSS, debe estar dentro de la conservación de derechos que indica la dependencia.

Para realizar el trámite en línea, el solicitante deberá contar con los siguientes documentos:

  • Clave Única de Registro de Población (CURP).
  • Correo electrónico personal.

¿Qué es la modalidad 10 del IMSS y cuáles son sus beneficios?

Para todos los trabajadores independientes, como profesionales, comerciantes, artesanos y personas no asalariadas, el IMSS cuenta con un esquema integral de Seguridad Social simplificado para la incorporación voluntaria al Régimen Obligatorio de este sector de la población.

*elfinanciero

Sapiencia

Agregar Comentario

Click aquí para agregar comentario

82 − 77 =

Publicidad.

Topicos

Publicidad…