Portada » Hipertensión: Cómo bajar la presión arterial sin medicamentos
Salud

Hipertensión: Cómo bajar la presión arterial sin medicamentos

Qué produce la presión alta, cuáles son sus riesgos, qué hábitos que debemos adoptar y cuáles abandonar para evitarla.

La hipertensión (o presión arterial alta) es una afección que puede causar problemas graves de salud.

Entre otras cosas, incrementa de manera significativa el riesgo de sufrir cardiopatías, ACV y nefropatías.

Sobre el tema, la Organización Mundial de la Salud (OMS) estima que el 46% de los adultos con hipertensión no saben que la padecen; mientras que sólo uno de cada cinco adultos hipertensos logran controlar el problema.

Qué es la hipertensión y qué la causa

La tensión arterial es la fuerza que ejerce la sangre contra las paredes de las arterias, que son grandes vasos por los que circula la sangre en el organismo. Se considera que una persona tiene hipertensión cuando su tensión arterial es demasiado elevada, explica la OMS.

Cuando hablamos de presión arterial mencionamos dos valores. El primero es la tensión sistólica y corresponde al momento en que el corazón se contrae o late.

El segundo, la presión diastólica, representa la presión ejercida sobre los vasos cuando el corazón se relaja entre un latido y otro.

Para establecer el diagnóstico de hipertensión es necesario medir la presión durante dos días distintos. En ambas lecturas la tensión sistólica debe se  superior (o igual) a 140 mmHg y la diastólica superior (o igual) a 90 mmHg.

Existen diferentes factores por los cuales una persona tiene mayor riesgo de sufrir de hipertensión. Entre ellos se encuentran obesidad, ansiedad, estrés, diabetes, consumo excesivo de sal, consumo de alcohol y cigarrillos, y antecedentes familiares.

Cómo bajar la presión arterial alta sin medicamentos

Para lograr controlar la presión alta no siempre es necesario el consumo de medicamentos. En este sentido, crear hábitos saludables podría ayudar a evitar, retrasar o reducir las enfermedades relacionadas.

Veamos, uno por una, cuáles son estas sanas costumbres.

1-Mantener un peso saludable

La presión arterial suele subir cuando se aumenta de peso. Tener sobrepeso u obesidad también puede provocar una alteración respiratoria al dormir (apnea del sueño), que incrementa incluso más la presión arterial.

Disminuir la cantidad de grasa del cuerpo es uno de los cambios en el estilo de vida más eficaces para controlar la presión arterial y otras enfermedades, ya que permite que las sangre circule por las arterias sin interrupciones.

2-Hacer ejercicio regularmente

Es importante hacer ejercicio para evitar que la presión arterial suba. ​Lo recomendable es, al menos, 30 minutos de actividad física moderada todos los días. La intensidad dependerá de la edad y las condiciones de cada persona: siempre hay que consultarlo con el médico. 

Caminar, trotar, andar en bicicleta, nadar o bailar son algunos de los ejercicios aeróbicos que pueden reducir la presión arterial.

3-Llevar una alimentación saludable

Es aconsejable llevar una alimentación saludable que contenga gran cantidad de granos integrales, frutas, verduras, lácteos con bajo contenido de grasa, y niveles bajos de grasas saturadas y colesterol. Esto colabora en la disminución de la presión arterial alta.

La hidratación e incorporación de agua a la dieta también es importante.

4-Reducir o evitar el consumo de sal

Es importante buscar alimentos y bebidas que tengan bajo contenido de sodio para evitar aumentar la presión. De hecho, cuanto menor sea la cantidad de alimentos procesados, mejor.

También es muy conveniente evitar agregar sal a las comidas. En su reemplazo se pueden utilizar hierbas o especias para saborizar los alimentos. 

5-No fumar y consumir menos alcohol

Tomar demasiado alcohol puede aumentar varios puntos la presión arterial. También puede reducir la eficacia de los medicamentos.

Dejar de fumar puede disminuir el riesgo de enfermedades cardíacas y mejorar la salud general. 

6-Descansar bien

Dormir bien durante la noche ayuda a regular los niveles de estrés y, en consecuencia, a reducir la presión arterial.

7-Controlar la presión con frecuencia

Llevar un control de la presión arterial con un tensiómetro es muy importante para conocer cómo se encuentra la situación. 

Publicidad.

target="_blank"

Topicos

Publicidad…

target="_blank"