Cultura Sapiencia

El ‘secreto’ de Palenque: hallan efigie maya de más de 3 mil años de antigüedad

La representación de la divinidad maya, de más de mil 300 años de antigüedad, se halló durante trabajos de conservación en un pasillo de El Palacio .

El Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) descubrió en la Zona Arqueológica de Palenque, en Chiapas una representación del joven dios del maíz. Esta se trata del primer hallazgo en el sitio, de esta deidad.

Durante el proyecto de Conservación Arquitectónica y de los Acabados Decorativos de El Palacio llevado a cabo en 2021, es que se descubrió al joven del maíz.

“El descubrimiento del depósito nos permite empezar a conocer cómo los antiguos mayas de Palenque revivían de manera constante el pasaje mítico sobre el nacimiento, la muerte y la resurrección de la deidad del maíz”, sostiene el investigador del Centro INAH Chiapas, Arnoldo González Cruz.

El arqueólogo Arnoldo González Cruz y la restauradora Haydeé Orea Magaña lograron observar a la escultura mientras retiraban el relleno de un pasillo que conecta las habitaciones de la Casa B de El Palacio con los de la adyacente Casa F.

Los expertos explicaron que lo encontraron “dentro de un receptáculo semicuadrado –formado por tres paredes– y bajo una capa de tierra suelta” es de donde emergieron la nariz y la boca semiabierta de la divinidad.

Estos se percataron que la escultura es el eje principal de una ofrenda que se dispuso sobre un estanque de piso y paredes estucadas, las cuales intentaban emular el inframundo en un entorno acuático.

Los investigadores describieron que la cabeza estucada cuenta con una longitud de 45 centímetros (cm) y un ancho de 16 cm máximo, mientras que mide 22 cm de altura. Esta guardaba una orientación este-oeste, lo que » simbolizaba el nacimiento de la planta del maíz con los primeros rayos del sol.”

“La escultura, la cual debió ser modelada alrededor de un soporte de piedra caliza, tiene características gráciles: el mentón es afilado, pronunciado y partido; los labios son finos y se proyectan hacia afuera –el inferior ligeramente hacia abajo– y muestran los incisivos superiores. Los pómulos son finos y redondeados; y los ojos, alargados y delgados. De la frente amplia, larga, aplanada y de forma rectangular, nace una nariz ancha y pronunciada”, detallan.

*elfinanciero

Sapiencia

Agregar Comentario

Click aquí para agregar comentario

65 − = 59