Portada » ¿Qué son las siglas G, E, H, 3G, 4G, LTE o 5G que aparecen en el móvil? Así afectan a tu conexión a Internet
Tecno

¿Qué son las siglas G, E, H, 3G, 4G, LTE o 5G que aparecen en el móvil? Así afectan a tu conexión a Internet

target="_blank"

Por norma general, en la inmensa mayoría de los dispositivos móviles en la parte superior suele aparecer, junto a la información de la intensidad de la cobertura de red móvil, las siglas G, E, H, 3G, 4G, LTE o 5G, así como sus diferentes variantes (incluyendo el símbolo «+» o algunas letras adicionales). En función de este parámetro, al usar los datos móviles para navegar la velocidad puede verse alterada considerablemente.

Estas siglas determinan el tipo de red móvil a la que tu smartphone está conectado, siendo las redes 5G las más modernas a día de hoy y las que mayores velocidades de navegación permiten. Mientras tanto, por ejemplo las redes 3G son cada vez menos usadas, de ahí que muchos operadores se planteen su apagado, y en todos los casos las velocidades de navegación y los servicios disponibles varían considerablemente. Por este mismo motivo, te vamos a mostrar las diferencias entre todas las siglas que puedes encontrar en tu teléfono móvil y qué implica cada una de ellas.

5G, 4G+, 4G, LTE, 3G, H+, H, 2G, E, G y otras siglas que puedes encontrar en la parte superior de tu móvil y su significado

Tal y como comentábamos, este tipo de siglas normalmente aparecen al estar desconectados de una red Wi-Fi y hacer uso de los datos móviles independientemente del sistema operativo. Las deberías poder ver en tu smartphone Android o en tu iPhone sin problemas, y normalmente se colocan en la barra de estado de la parte superior de tu terminal para que siempre que lo desees puedas consultarlo. No obstante, en alguna ocasión es posible que tengas que desplegar el panel de notificaciones o realizar una acción similar para poderlo visualizar.

A partir de aquí, con muchas las siglas que puedes encontrar en tu dispositivo, y todas ellas hacen referencia a las redes de cobertura GPRS, 2G, 3G, 4G o 5G, si bien es cierto que puede haber diversas variantes. A continuación mostraremos con detenimiento cuáles son sus diferencias y cómo se muestran en los terminales móviles actuales.

G o GPRS: primeras redes móviles y su limitada conectividad en la actualidad

Si en tu teléfono móvil aparece la letra ‘G’ o directamente ‘GPRS‘ en la barra de estado, estarás conectado a una de las primeras redes móviles, lo que básicamente se traduce en velocidades máximas de 128 kbps, misma velocidad a la que muchos operadores reducen tras finalizar la franquicia de datos. Este tipo de redes están prácticamente en desuso, pero si te encuentras en zonas muy apartadas, en la montaña o en interiores, puede que sea lo máximo que consigas.

Navegar a velocidades tan reducidas es prácticamente imposible, por lo que algo tan simple como enviar un mensaje de WhatsApp es algo que a tu teléfono no le resultará sencillo. Sin embargo, con suerte sí que podrás hablar por teléfono usando la voz clásica o enviar mensajes de texto SMS (en función de la señal, claro está), por lo que frente a nada puede acabar siendo útil, especialmente en situaciones de emergencia.

E, EDGE o 2G: mejoras con respecto a GPRS pero aún insuficientes

En el caso de que en la barra de estado de tu móvil aparezcan las siglas ‘E’, ‘2G’ o directamente ‘EDGE’, lo cierto es que es probable que te encuentres también en una zona alejada, o bien sin cobertura 3G y que no tengas acceso a las redes 4G (por ejemplo, al realizar una llamada de voz sin usar VoLTE en una zona donde no esté disponible 3G). Duplican la velocidad de las redes GPRS, llegando a alcanzar los 256 kbps de velocidad, pero siguen siendo insuficientes.

Con este tipo de cobertura, deberías también poder hablar por teléfono y enviar o recibir mensajes de texto SMS, pero la realidad es que a la hora de navegar por Internet tendrás bastantes problemas, por mínimo que sea el consumo. Además, debemos sumarle que estas funciones no se pueden combinar de forma simultánea, es decir, que mientras estés hablando por teléfono no podrás utilizar Internet. No obstante, sigue siendo de gran utilidad especialmente en zonas apartadas o en las que las redes móviles más actuales aún no llegan para poder seguir conectado.

H, H+, HSP, HSPDA, HSPDA Plus, UMTS o 3G: navegar por Internet comienza a ser una realidad

Si aparecen las siglas ‘3G’, ‘H’, ‘H+’ o directamente ‘HSPDA’, ‘HSPDA+’ o ‘UMTS’ en tu smartphone, la conexión a Internet comienza a ser más estable. Fue creada principalmente para la realización de videollamadas a través de la red móvil, y aunque a día de hoy su velocidad es bastante reducida en comparación con las redes 4G o 5G, puede ser suficiente para navegar por Internet, consultar el correo o usar aplicaciones de mensajería. De hecho, al realizar llamadas de voz muchos operadores continúan apostando por esta tecnología, realizando un salto en la cobertura de red.

Sin embargo, hay varios tipos de redes 3G. En modelos como los iPhone de Apple se limitan a mostrar ‘3G’ en la barra de estado independientemente del tipo, pero la realidad es que son muchas las diferencias que existen a nivel de velocidad de red:

  • 3G o UMTS: es la versión inicial de este tipo de cobertura, que en la práctica únicamente alcanza velocidades de red cercanas al 1 Mbps de descarga, resultando insuficiente para, por ejemplo, consultar redes sociales pesadas o reproducir contenidos en streaming.
  • H, HSP, o HSPDA: una de las versiones más estandarizadas del 3G, que ya va permitiendo más usos. Ofrece velocidades de descarga capaces de alcanzar los 7,2 Mbps, comenzando a ser suficiente para consultar redes sociales o reproducir contenidos en streaming en baja calidad.
  • H+, HSPDA+ o HSPDA Plus: se trata de la versión más avanzada de la red 3G previa al 4G. Permite velocidades de bajada de hasta 21 Mbps, por lo que resulta lo suficientemente rápida como para navegar por Internet, consultar redes sociales o incluso reproducir contenidos en streaming de forma decente, a pesar de su alta latencia.

4G, LTE, 4G+ o LTE Advanced: navegación, redes sociales, streaming y mucho más

En el caso de que en tu teléfono móvil aparezcan las siglas ‘4G’ o ‘LTE’ podrás navegar sin problemas y hacer uso de todas las funciones que desees, pues de hecho es la tecnología máxima hasta la que llegan algunos OMV. Permite velocidades de navegación de hasta 150 Mbps, por lo que en la inmensa mayoría de los casos de uso no tendrás ningún tipo de problema.

Por otra parte, los avances de esta tecnología se llevan a cabo mediante LTE Advanced, que habitualmente aparece en el teléfono identificado como ‘4G+’. Funciona igual que el 4G o LTE, solo que en este caso permite la posibilidad de conectarse hasta a dos nodos de red diferentes de forma simultánea. Gracias a esto, se llega a duplicar la velocidad de navegación, pudiendo alcanzar máximos teóricos de hasta 300 Mbps.

Como detalle, es importante tener en cuenta que en teléfonos como los iPhone de Apple normalmente siempre aparece ‘4G’ o ‘LTE’ en la barra de estado o el centro de control, a pesar de que puede ser perfectamente cobertura 4G+. Por otra parte, como LTE se diseñó en principio como una tecnología para navegar por Internet y no para realizar llamadas telefónicas, salvo que tu operador tenga el servicio VoLTE activado y dispongas de un terminal compatible, en muchos casos al iniciar la llamada se cambiará automáticamente a la red 3G mencionada anteriormente o, en el caso de que no esté disponible, a la red 2G.

5G, 5G+, 5G UW o 5G UC: máxima velocidad de navegación y latencias menores

El 5G es el último de los tipos de cobertura de red móvil que cada vez más operadores están implementando a nivel mundial y que viene a quedarse para sustituir el 4G. Si aparece en tu móvil identificado como ‘5G’, obtendrás velocidades de navegación que pueden alcanzar los 1.000 Mbps en bajada, algo estupendo ya que además viene acompañado de bajas latencias.

No obstante, la evolución del 5G también llegará a tu smartphone si dispones de la cobertura identificada como ‘5G+’, ‘5G UW’ o ‘5G UC’. En estos casos, las velocidades de navegación serán aún mayores, si bien es cierto que el 5G mmWave aún no está poniéndose a disposición de los usuarios en muchos países por su alto coste. Teóricamente estaríamos hablando de velocidades de bajada que alcanzarían hasta los 10 Gbps.

En cualquier caso, si dispones de cobertura 5G en tu smartphone deberías poder gozar de velocidades de navegación muy altas y estupendas para la inmensa mayoría de los usos. Podrás incluso descargar archivos a gran velocidad, algo que compensa el gran uso de la batería que tendrá sobre tu smartphone.

*mundodeportivo

target="_blank"

Publicidad.

target="_blank"

Topicos

Publicidad…

target="_blank"