Portada » Las forma en la que medimos el tiempo va a cambiar: tú no lo notarás, pero tu móvil y tu ordenador sí
Noticias

Las forma en la que medimos el tiempo va a cambiar: tú no lo notarás, pero tu móvil y tu ordenador sí

Los ajustes científicos del tiempo podrían estar a punto de desaparecer.

Nadie se ha dado cuenta. En realidad, casi nadie sabe lo que es el tiempo ni cómo se calcula, ya que lo único importante es tener las herramientas para medirlo y conocerlo con exactitud. Vivimos en una era donde la tecnología funciona a nuestro alrededor y no nos preguntamos el porqué. Los relojes convencionales sirven para que tengamos consciencia del paso del tiempo, y ahora han sido sustituidos por los conocidos como relojes inteligentes. ¿Puedes creer que la forma en que medimos el tiempo va a cambiar para siempre y no es algo que vayas a notar?

El tiempo se ha acabado para el segundo bisiesto

Ha sido en la edición número 27 de la Conferencia General de Pesas y Medidas donde la Oficina Internacional de Pesas y Medidas ha anunciado la futura eliminación de este segundo bisiesto. El tiempo, desde hace siglos, se medía en función de la rotación de la Tierra, pero como esta rotación no era precisa, esa medición tampoco lo era. Es aquí donde entran los relojes atómicos, capaces de una precisión que ha marcado el paso del tiempo con la implantación del Tiempo Universal Coordinado, con las siglas UTC. Los segundos bisiestos entraron en juego para coordinar el tiempo astronómico y el tiempo atómico. Desde el año 1972, se han añadido 27 veces esos segundos.

Uno de los problemas más importantes de este ajuste es que se entiende que la Tierra gira cada vez más despacio sobre sí misma, aunque esto no es del todo exacto. Existen momentos en la historia en que el movimiento de rotación no sólo no se ha pausado, sino que se ha acelerado. En este caso, no habría que incluir un segundo bisiesto, sino quitarlo. Algo que tendría consecuencias que no conocemos, sobre todo para los sistemas informáticos de empresas o de los propios satélites.

El acuerdo alcanzado en la pasada conferencia parece indicar que a partir del año 2035 esta adición del segundo bisiesto se dará por concluida. Parece que los futuros problemas que éste podría causar en el software de los millones de equipos informáticos que dictan el destino de compañías y gobiernos de todo el mundo es argumento suficiente para bajarse del barco. La idea de sincronizar el UTC con la rotación de la Tierra no es abandonada, pero sí una solución que dada la naturaleza de nuestra sociedad, podría ser fatal si se continúa implementado ese segundo bisiesto.

JS

Agregar Comentario

Click aquí para agregar comentario

− 1 = 7

Publicidad.

Topicos

Publicidad…