Portada » Reducción de la jornada laboral y creación de la prima sabatina ganan espacio en el Congreso
Economía

Reducción de la jornada laboral y creación de la prima sabatina ganan espacio en el Congreso

En los últimos meses ha crecido el interés legislativo por reducir la jornada de trabajo en México, las propuestas van desde modificar el máximo legal que pueden laborar las personas por día hasta fijar nuevas fórmulas para este cálculo en la LFT.

El futuro del trabajo es también avanzar de la conquista de la jornada laboral de ocho horas diarias y esquemas de seis días a la semana. En México, esos logros fueron de hace más de 100 años. Las demandas ahora son aumentar los días de vacaciones y disminuir las horas de trabajo y parece que después de la pandemia el Congreso mexicano las está escuchando.

La Comisión de Trabajo y Previsión de la Cámara Baja recibió una nueva propuesta, ahora del diputado José Luis Báez Guerrero (PAN), que busca reducir la semana laboral a cuatro días y medio, además de crear la prima sabatina, tal como ocurre actualmente para las personas que deben laborar regularmente los días domingo. Este proyecto se suma a ocho más presentados en ambas cámaras del Congreso en este mismo tema.

Laborar los fines de semana o días festivos disminuye la motivación, señala un estudio de la Universidad de Oxford. “Los cambios en los horarios de trabajo afectan el interés y el disfrute del trabajo, con consecuencias importantes para los resultados laborales”, según el reporte Trabajar durante el tiempo de trabajo no estándar socava la motivación intrínseca.

El proyecto presentado por el legislador panista plantea reformar el artículo 59 de la Ley Federal del Trabajo, el cual se refiere a la duración de la jornada. De aprobarse, dicho ordenamiento establecería que los descansos semanales iniciarán “desde el viernes en la tarde o cualquier modalidad equivalente”.

Luego, propone reformar el artículo 69 de la LFT para indicar que “por cada cuatro días y medio de trabajo disfrutará el trabajador de dos días y medio de descanso, por lo menos, con goce de salario íntegro”.

Finamente, se plantea modificar la redacción del artículo 71 para señalar lo siguiente: “En los reglamentos de esta Ley se procurará que los días de descanso semanal sean el viernes por la tarde, sábado y domingo”. Actualmente este artículo contempla la prima dominical de 25% por lo menos sobre el salario para quienes laboren dicho día. El diputado Báez Guerrero propone además crear una prima sabatina con el mismo monto mínimo.

Ola de cambios a nivel mundial

El 64% de las empresas que en diferentes partes del mundo han implementado semanas laborales más cortas han registrado una mayor productividad, sostiene 4 Day Week, una organización no gubernamental que ha emprendido una campaña para reducir la semana laboral a cuatro días, lo cual implica disminuir las 40 horas estándar a 32 horas por el mismo salario y beneficios.

“Se ha demostrado que esta reducción funciona para empleados y empleadores en casi todas las industrias, desde escuelas y restaurantes hasta bufetes de abogados y empresas de tecnología”, afirma. “La covid-19 dejó en claro que podemos encontrar un mejor equilibrio entre el trabajo y la vida. Para que esto suceda, tenemos que avanzar juntos y luchar por un futuro mejor”.

La organización creó un programa piloto para las organizaciones que quieran probar este esquema por seis meses. El esquema fue diseñado con el apoyo de la Universidad de Oxford, la Universidad de Cambridge y el Boston College. Compañías de Estados Unidos, Canadá, Reino Unido, Irlanda, Australia y Nueva Zelanda se han sumado.

Es fundamental que la semana de cuatro días beneficie a la mayor parte de la población y no sólo a una parte de la sociedad, señala la organización. Debe extenderse a todas las industrias y y no sólo a una parte privilegiada, apunta.

Para 4 Day Week, las licencias de tiempo libre pagadas o los horarios de tiempo flexible no son suficientes. “Las investigaciones muestran que los empleados no usan las licencias, lo que no soluciona el agotamiento o el agotamiento a largo plazo”.

Por otro lado, los horarios flexibles “simplemente reorganizan la misma cantidad de horas de trabajo. Nuestro objetivo es reducir la cantidad total de horas que trabajamos, no sólo reorganizarlas”. La jornada de 32 horas semanales, detalla la agrupación, “proporciona la estructura y la norma para que los empleados se tomen su tiempo libre”.

Propuestas en el tintero legislativo

El Congreso de la Unión suma nueve proyectos que tienen como objetivo reducir la jornada laboral en nuestro país. Hasta ahora, los planteamientos van de reducir a siete y hasta a seis horas el máximo legal, o modificar la fórmula para calcular días de descanso por días laborados.

De acuerdo con la LFT, el límite de horas que puede trabajar una persona en México es de 48 horas por semana, esto es porque le legislación establece un máximo de ocho horas por día y seis días por semana. Sin embargo, datos de la Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo (ENOE), demuestran hay 10.4 millones de personas que laboran más del límite legal.

Durante 2021, México se posicionó nuevamente como el país donde más horas se trabaja al año (2,128 horas en promedio) entre las economías que integran la Organización para la Cooperación y Desarrollo Económicos (OCDE). El promedio global de los miembros del organismo es de 1,716 horas al año.

En las últimas dos legislaturas en el Congreso de la Unión se ha observado un interés por reducir las horas de trabajo, el Partido Acción Nacional (PAN), Movimiento Ciudadano (MC), el Movimiento de Regeneración Nacional (Morena) y el Partido del Trabajo (PT) son las fuerzas políticas que han mostrado en ambas Cámaras la intención de reducir la jornada laboral.

Algunas propuestas son para reformar la Constitución e incluyen tanto a trabajadores del sector privado como del público, otros proyectos van encaminados a modificar la Ley Federal del Trabajo. Pero tienen un argumento en común: en México se trabaja demasiado y no somos igual de productivos, pero la salud de las personas trabajadoras sí se ve afectada por las largas jornadas.

La primera propuesta entre los pendientes que tiene el Congreso de la Unión fue la del diputado Carlos Alberto Valenzuela González (PAN), en marzo de 2019 presentó una reforma constitucional y una modificación a la LFT para fijar una jornada máxima de siete horas diarias y dos días de descanso por cada cinco días laborados. En un artículo transitorio, el legislador enfatizaba que la reducción de las horas de trabajo no podía ser objeto de una disminución del sueldo.

Con ese mismo límite, el diputado Andrés Pinto Caballero (MC) propuso una reforma constitucional en julio de este año, para tener como máximo una jornada semanal de 42 horas, es decir, seis horas menos de trabajo por semana a diferencia de lo que contempla actualmente la LFT. El mismo máximo legal fue retomado por la senadora Bertha Alicia Caraveo Camarena (Morena) en su proyecto que presentó en septiembre pasado.

El senador Juan Zepeda (MC) también planteó una reducción de la jornada, pero para fijarse en seis horas y media al día. Para esto, en agosto de este año presentó dos proyectos, uno para modificar la Constitución y otro a la LFT para reglamentar el cambio. A diferencia de otros proyectos, el legislador propuso que las horas laborales diarias se reduzcan de forma escalonada en los próximos tres años.

Otra propuesta más ambiciosa es la del senador Ricardo Velázquez Meza (Morena). También en agosto, el legislador presentó un proyecto para reducir a seis horas la jornada diaria, es decir, poco más de un día completo de trabajo en la semana.

La última iniciativa en la Cámara Alta la presentó el Partido del Trabajo (PT) y fue planteada por la vía de reducir los días de trabajo. La propuesta busca que, por cada cinco días de trabajo, las personas tengan derecho a dos días de descanso, procurando que sean sábado y domingo. Además de esto, los legisladores proponen crear una prima sabatina del 25% adicional al salario percibido por el día. En una línea similar se enfoca la propuesta del panista José Luis Báez Guerrero en la Cámara de Diputados.

En México hay tres tipos de jornada laboral diaria: diurna (8 horas), nocturna (siete horas) y mixta (siete horas y media). La primera comprende horarios que se encuentran en el rango de las 6 de la mañana a 8 de la noche; la segunda, entre las 8 de la noche y las 6 de la mañana; la tercera combina ambas jornadas, siempre y cuando no rebase las tres horas y media.

*eleconomista

Sapiencia

Agregar Comentario

Click aquí para agregar comentario

+ 4 = 5

Publicidad.

Topicos

Publicidad…