Sapiencia

¿Por qué se dice que la cerveza se «quema»?, te contamos a detalle esto

¿Es verdad que la cerveza se quema?, bueno hoy vamos a resolver el misterio de lo que pasa con la bebida

En México tenemos una frase que solemos usar muchísimo cuando sacamos del refrigerador una cerveza, pero no la bebemos al instante; «Se va a quemar esa cerveza», a lo que en realidad muchos contestan que ya no tendrá el mismo sabor y que, realmente, lo mejor es ya no beberla, porque tendrás como resultado una bebida amarga. Ante esta cuestión, nos dimos a la tarea de investigar un poco, sobre lo que pasa realmente con la cerveza durante este proceso y porqué se dice que se «quema». 

De acuerdo a la información presentada por Cerveceros de México, es muy común que se crea que la cerveza podría estar quemada, cuando llega a un proceso donde está un poco más tibia. Si bien todo sería normal con cualquier otra bebida, lo que sucede en la cerveza es que cambia un poco su sabor y puede sentirse ligeramente más amargo de lo que pensarías.

Y la pregunta entonces de los 40 mil dólares es; ¿Por qué pasa esto?, bueno la realidad es que previo a que la cerveza llegue a tus manos, pasa por una fase de pasteurización, es decir, en el proceso térmico quedan muerta las bacterias e impide el crecimiento de la levadura después de que esté embotellada. En este caso estaríamos diciendo o bien, explicando un poco más a detalle, que en realidad la cerveza no se quema.

Lo que en realidad sucede es que debido al proceso mencionado de pasteurización, la cerveza podría tener una reacción al estar en un constante cambio de temperaturas, esto debido a que anteriormente ya había llevado un proceso de altas temperaturas y de ahí lo tenemos a una reducción total. Algunos expertos aseguran que ese debe al exceso de luz por el que pasaría la cerveza y que se le conoce como “azorrille”.

En un contexto un poco más explicado, cuando la cerveza pasa por el proceso para matar diferentes microorganismos dentro de la levadura, este se aumenta considerablemente y se le conoce como fotodescomposición, un compuesto del lúpulo que es mejor conocido como isohumulona. De esta manera, podemos decir que en realidad la cerveza no se puede quemar y que el cambio de temperatura descompone nuestra bebida en grandes proporciones, pero no como para no tomarse, porque aún se puede hacer. 

*Gastrolabweb

Sapiencia

Agregar Comentario

Click aquí para agregar comentario

8 + 2 =

Publicidad.

Topicos

Publicidad…