Sapiencia

Cómo eliminar el óxido de las puertas y ventanas sin pintarlas: 4 trucos infalibles

La temporada de lluvias no solo trae problemas de humedad en casa, también es capaz de levantar la pintura y causar la aparición de manchas marrones en las superficies de herrería, sobre todo cuando se trata de puertas y ventanas exteriores. Aprende a eliminar el óxido a causa de las lluvias sin pintarlas: 4 trucos infalibles.

El óxido es una reacción electroquímica que se presenta cuando el hierro de los metales entra en contacto con el oxígeno y el agua, causando la corrosión y deterioro de las superficies. De acuerdo con un artículo publicado por la revista científica Earth and Environmental Science, la oxidación puede convertirse en un serio problema porque debilita los metales.

Aunque el hogar es un reflejo de nuestra personalidad, en algunos casos, no contamos con los recursos suficientes para realizar reparaciones inmediatas. Sin embargo, cuando se presenta la oxidación en las puertas o ventanas que han estado expuestas a las lluvias, la mayoría de las veces lucen tan descuidadas como si las hubiéramos abandonado.

Aprende a eliminar el óxido de los metales antes de que terminen de que se deterioren por completo. Aquí te comparto 4 trucos infalibles para que luzcan como nuevas sin tener que pintarlas, por el momento, son a prueba de lluvias. 

1. Cómo quitar el óxido del metal con papel aluminio

Quizá creas que no funcionará, pero te aseguro que una vez que lo compruebes te quedarás con la boca abierta al ser un truco sencillo, pero funcional.

Lo primero que debes hacer es cortar tiras de papel aluminio, posteriormente, haz pequeñas bolitas más o menos de 3 centímetros, después sumérgelas en agua durante 1 minuto, sácalas y frota sobre las piezas que estén oxidadas, rota a medida que consideres necesario y verás cómo el óxido desaparece para evitar que deteriore tus puertas o ventanas.

Aunque claro, no se recuperará el color que tenían, pero al menos detendrás la corrosión en la herrería de la casa.

2. Cómo quitar el óxido del metal con limón

La acidez del limón es perfecta para arrasar con el óxido que se presente en la herrería de las ventanas del hogar a causa de la lluvia, sólo debes seguir los siguientes pasos:

Paso 1. Vierte el jugo de un limón en un recipiente, agrega media cucharada de sal y revuelve perfectamente.

Paso 2. Aplica sobre la zona donde desees eliminar el óxido, deja actuar de una a dos horas.

Paso 3. Retira el óxido con un cepillo de dientes o una esponja y listo.

3. Cómo quitar el óxido del metal con refresco de cola

Para nadie es un secreto que el refresco de cola puede convertirse en tu gran aliado cuando se trata de dejar la casa “rechinando de limpio”, por ejemplo, para eliminar el sarro de la taza del baño sin químicos, es por ello que también puede ser efectivo contra el óxido de los metales.

Vierte ¼ de refresco de cola en un recipiente, con la ayuda de una brocha, coloca sobre las superficies oxidadas y deja actuar entre dos a cinco minutos. Usa una lija de agua para sacar todo el óxido de la superficie y listo, adiós a esta terrible corrosión.

4. Cómo quitar el óxido del metal con bicarbonato de sodio

Necesitarás de tres a cuatro cucharadas de bicarbonato de sodio, vierte en un recipiente limpio y agrega ¼ de agua, con la ayuda de una brocha aplica sobre las superficies oxidadas y deja reposar durante 5 minutos, finalmente, bota el óxido con un cepillo de cerdas suaves, limpia con un trapo y listo. ¡No más óxido desprendido!

Ahora que ya sabes cómo arrasar con el óxido de las puertas o ventanas, aplícate con estos trucos infalibles y una vez que termine la temporada de lluvias, no olvides darle mantenimiento a estas superficies para extender su vida útil. 

*salud180

Publicidad.

Topicos

Publicidad…