Food & Drinks Sapiencia

¿Qué pasa si se come ciruelas pasas todos los días?

Ayuda a disminuir el apetito, mejora la circulación sanguínea y reduce el riesgo de padecer enfermedades cardiovasculares.

La ciruela pasa es la forma deshidratada de esta fruta, la cual tiene varios nutrientes necesarios para el buen funcionamiento del organismo.

En concreto, es una excelente aliada para regular el funcionamiento del intestino y ayudar a aliviar el estreñimiento, ya que es rica en fibras. Además,ayuda a disminuir el apetito, mejora la circulación sanguínea, y reduce el riesgo de enfermedades cardiovasculares, según el portal especializado en salud, Tua Saúde.

Cabe resaltar que para poder aprovechar los beneficios de la ciruela pasa se recomienda consumir una cantidad de 40 gr por día, que equivale 4-5 pasas, aportando 96 kcal.

El portal CerezaDelJerte señala que, al igual que la manzana, la uva pasa es un fruto rico en pectina, por lo que ayuda a reducir el colesterol. Las ciruelas rojas contienen más cantidad de antocianinas, que son flavonoides que ayudan frente a este tipo de grasas. Además, la ciruela es laxante, depurativa y diurética.

Sin embargo,estos frutos secos contienen fructosa y glucosa, por lo que no es conveniente abusar de ellas, especialmente si las personas sufren de diabetes. Incluso, no contienen colesterol, son bajas en sodio, contienen proteínas, bastante fibra y un alto contenido en antioxidantes. También, hay que tener en cuenta que la cantidad de vitamina C que contiene es menor que la fruta fresca de la uva convencional, según el magacín Cocina Casera.

Beneficios de las ciruelas pasas

Neutralizan la acidez del pH

  • La acidosis es un estado en el que el pH de la sangre disminuye, algo bastante negativo pues pueden afectar notablemente a órganos del cuerpo.
  • Además, pueden aparecer con más frecuencia tumores, enfermedades inflamatorias, artritis, enfermedades de la piel o incluso, cáncer.
  • Por fortuna, las uvas pasas y su gran contenido en magnesio y potasio servirán para neutralizar el desarrollo de estos ácidos y gozar de una salud de hierro.

Ayudan a saciar el organismo

  • Las uvas pasas pueden ser una gran alternativa como snack, por encima de otros productos procesados o ricos en grasas saturadas.
  • Por esta razón, son de gran utilidad tanto para reducir el azúcar en la dieta como para bajar de peso, protegiendo el organismo con sus propiedades.
  • Según varios estudios, se ha demostrado que el consumo de estas uvas pasas, especialmente en niños, induce a provocar saciedad y ayuda a no ingerir más alimentos posteriormente.

Controlan la glucemia

  • Las fibras solubles como la pectina, ayudan a disminuir la absorción de glucosa en la alimentación, lo cual promueve la reducción de los niveles de azúcar en la sangre y mejora la respuesta del cuerpo a la insulina.
  • Además, el sorbitol que contiene permite que el azúcar de la alimentación sea absorbido lentamente, por esta razón, le brinda un mejor control a la glucemia.

Combaten el estreñimiento

  • Debido a sus propiedades laxantes y su riqueza en fibra, las uvas pasas pueden hacer que la personas tengan una óptima salud intestinal.
  • Se recomienda agregarlas a primera hora de la mañana y si es posible en ayunas, para mejorar y regular el tránsito intestinal y combatir el estreñimiento.

Previenen la anemia

  • La ciruela pasa es rica en hierro, lo que ayuda a prevenir y tratar la anemia, una condición que ocurre cuando la sangre no tiene una cantidad suficiente de este mineral.

Ayudan a adelgazar

  • La ciruela pasa puede ayudar en la reducción de peso, gracias a que es rica en fibras que disminuyen el tiempo de digestión y aumentan la sensación de saciedad, lo cual reduce el apetito.
  • Los polifenoles de la ciruela pasa poseen efecto antiadipogénico, esto quiere decir, que ayudan a aminorar la formación de tejido adiposo en el cuerpo, lo cual favorece la pérdida de peso.

Receta de ciruelas y linaza

Ingredientes:

  • Harina de avena: 2 cucharas llenas.
  • Ciruelas secas: 5 unidades.
  • Linaza: 1 cucharadita.
  • Kéfir: 1 taza (se puede sustituir por yogurt natural sin azúcar).
  • Cacao: 1 cucharadita.

Preparación:

  • Colocar las ciruelas en agua hirviendo durante 10 minutos.
  • En un envase aparte, mezclar el cacao, la avena y la linaza.
  • Adicionar el kéfir o yogurt y revolver bien.
  • Colar las ciruelas, cortarlas y colocarlas en la mezcla.
  • Guardar en la nevera durante la noche y consumir a la mañana siguiente en ayunas.
  • Repetir a diario.

*Semana

Publicidad.

Topicos

Publicidad…